99KPH – Choque de trenes iría a juicio

Sucesos

Juzgado penal ordenó audiencia preliminar

Más de 40 personas resultaron heridas tras la colisión de los dos trenes

 

Una audiencia preliminar se convocará para inicios del próximo año con el fin de esclarecer el trágico choque de trenes que se registró hace casi cinco años en Pavas.
Los hechos dejaron una mala imagen al Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), así como más de 40 heridos y cuantiosos daños materiales en las dos unidades involucradas.
La oficina de prensa del Ministerio Público confirmó que el expediente 16-008386-042-PE se encuentra en el juzgado penal con una cita para discutirse el próximo año, específicamente el 26 de enero.
Las miradas recaerían sobre dos principales sospechosos de apellidos Castillo Pérez y Ramos Castellón, involucrados de forma directa por causar daños a más de 40 personas en el accidente que sucedió el 8 de abril de 2016.
Es importante mencionar que en ese momento viajaban aproximadamente 250 pasajeros en ambos trenes, pero la cita para juzgarlos contabiliza solo 40.

DAÑOS MILLONARIOS

En ese entonces los daños causados a las unidades rondaron los ¢50 millones, contando las vías y los vagones que resultaron afectados por la colisión.
Este percance llegó a deteriorar aún más los trenes, que ya presentaban desgaste por los constantes choques con autos y camiones.
Producto de este accidente permanecieron fuera de servicio por unos días, en detrimento de un servicio ágil y eficiente para los usuarios.

ACCIDENTE FATAL

Para atender a los heridos la Cruz Roja informó en ese entonces que más de 15 ambulancias se trasladaron al sitio para atender la emergencia en Pavas, en el oeste de la capital.
Socorristas de la benemérita y de Bomberos atendieron a todos los pasajeros, que fueron valorados en el lugar, de los cuales a 106 trasladaron a centros médicos.
Se remitieron 5 en condición roja, 33 en amarilla y 68 en verde, según las autoridades rescatistas.
Los traslados se realizaron a los hospitales San Juan de Dios, México y Calderón Guardia, todos en San José.
Mientras que a un pequeño debieron trasladarlo en condición amarilla al Hospital Nacional de Niños.