99KPH – Cruzrojista sigue sedado tras atropello

El cruzrojista voluntario Johan Orozco Villalobos, a quien atropelló el tren en Heredia, sigue recuperándose bajo sedación en el Hospital México, centro médico al que lo trasladaron de emergencia.

Orozco es vecino de Concepción de San Isidro, Heredia, tiene 24 años y el accidente lo sufrió cuando se dirigía hacia su trabajo en un centro comercial ubicado en la localidad florense de San Francisco.

99KPH conversó con su madre Milena Villalobos Madrigal, quien explicó que el socorrista ese día salió de la casa a las 8:40 a.m. para tomar el bus que lo llevaría a su empleo, sin embargo pocos metros antes de llegar el tren lo impactó.

“No sabemos cómo pasó porque él no llevaba audífonos puestos, en algunas noticias dijeron que los tenía puestos y que iba en bicicleta, pero él no tiene bicicleta y los audífonos tampoco los portaba. El celular lo llevaba en el pantalón, lo que único que tenía en la mano era una botella con agua”, dijo.

Tras ser atropellado los paramédicos de Cruz Roja trasladaron a Orozco al Hospital San Vicente de Paúl con golpes importantes en la cabeza y debido a la gravedad decidieron remitirlo al México.

De acuerdo con Villalobos, en el centro hospitalario le indicaron que su hijo sufrió lesión en la parte frontal de la cabeza y permanecerá sedado varios días pues por el golpe está muy inflamado.

“Hoy (lunes) nos sentimos contentos porque yo entré a verlo, él ha tenido los ojos muy hinchados del golpe y ahora que lo vi ya se le desinflamaron bastante, ya se ve mucho mejor. Seguimos en las oraciones y hay muchas personas pidiendo a Dios por él, sé que eso nos ha ayudado para poder salir de esta dura situación que se nos presentó”, sostuvo.

Villalobos agregó que el joven socorrista va a ser papá de una niña, pues su pareja sentimental tiene 7 meses de embarazo, por lo cual esperan que esto lo motive a recuperarse.

Tras el accidente la familia solicitó colaboración de sus allegados para que donaran sangre de tipo O+ para Orozco. 

La mujer acotó que todavía siguen necesitando esa ayuda, por lo que quienes estén dispuestos deben presentarse al Banco Nacional de Sangre e indicar que la donación es para el socorrista.

A Orozco sus amigos y familiares lo conocen como una persona que siempre le ha gustado ayudar a cualquiera que lo necesite.

Una muestra de esto es que desde los 10 año decidió ingresar como voluntario a Cruz Roja. Según explica Villalobos su interés por la Benemérita comenzó luego de que un grupo de paramédicos llegaran a su escuela para darles una charla.

“Él llegó a la casa y me dijo: ‘Mami, llegaron unos cruzrojistas y yo me quiero meter’ y le dije que si quería la decisión era de él. Entonces lo llevamos a que se metiera en Juventud y desde ahí hasta el día de hoy ha prestado servicio a la Cruz Roja”, recordó.

Actualmente Orozco pertenece al Comité de San Isidro, donde colabora en su tiempo libre o tras salir del trabajo.