99KPH – Gondolero muere de regreso a casa

Tras un ajetreado día laboral un joven de 19 años tomó su motocicleta con la ilusión de regresar a su casa, sin embargo, un trágico accidente de tránsito le impidió volver a encontrarse con su familia. El lamentable hecho ocurrió este miércoles en Bagaces, Guanacaste,

Se trata de Arley Cascante Murillo, quien trabajaba como display o gondolero y vivía en la comunidad de Nueva Guatemala de Palmira, en el cantón guanacasteco de Cañas.

De acuerdo con la información brindada por la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Cascante se trasladaba a bordo de su motocicleta cuando por razones que se investigan chocó contra un carro, específicamente cuando ambos pasaban por el paso elevado en Bagaces.

El impacto fue tan fuerte que el joven motociclista salió expulsado hasta caer en la calle bajo la estructura sufriendo graves lesiones. En tanto su vehículo quedó en la carretera donde inmediatamente alzó en llamas.

Quienes observaron lo ocurrido quedaron impactados por lo violento de la colisión. En medio del susto dieron aviso al servicio de emergencias. Poco después a la escena llegaron los paramédicos de Cruz Roja quienes no pudieron hacer nada por el muchacho pues las graves lesiones le arrebataron la vida en segundos.

Al lugar acudieron también socorristas del Cuerpo de Bomberos quienes se encargaron de controlar el fuego que calcinó la motocicleta para evitar que el carro involucrado también resultara con daños.

En el OIJ añadieron que el cadáver del joven lo trasladaron a Medicatura Forense para que le hagan la respectiva autopsia, mientras avanzan las pesquisas que permitirán esclarecer lo ocurrido.

 

UN BUEN HIJO

 

99KPH conversó con Shirley Murillo López, mamá de Arley. En medio del dolor recordó que el joven siempre fue un buen hijo por lo que solo tiene buenos recuerdos de él pues nunca fue malcriado y siempre hizo todo lo que pudo para ayudarla.

Según contó Murillo, al momento del lamentable accidente Arley tenía pocos minutos de haber salido del trabajo y se dirigía hacia su casa pues vivía con ella y otro hermano menor.

Agregó que el muchacho era un gran aficionado a las motocicletas y su sueño siempre fue construir una casa a la par de ella, pues toda su vida se preocupó por cuidarla.

“Me decía ‘mami eres la mujer que más he amado en la vida, fuiste y serás mi único amor’. Yo le preguntaba que por qué me decía eso y él solo me respondía mami te amo. Cuando el iba salir siempre me decía que le diera un abrazo, que uno nunca sabe cuándo es el último, también me pedía que le diera la bendición. Yo siempre se lo encomendaba al de arriba y le pedía que me lo cuidara y me lo protegiera”, concluyó entre lágrimas.

Ahora la familia está a la espera de que les entreguen el cuerpo para darle el último adiós con las honras fúnebres que serán en la comunidad de Sierra Morena.