99KPH – Maestra conoce escuela y muere en accidente


Tras ser contratada por el MEP, Corredores

La joven se ahogó tras ser arrastrada por una cabeza de agua.

Tras cinco días de haber conseguido el trabajo que siempre soñó como educadora, un mortal accidente acabó con el anhelo de Yoselyn Madrigal Rivas luego de que una cabeza de agua le arrebatara la vida tras conocer el centro educativo donde la asignaron en Corredores, Puntarenas.
La ahora fallecida tenía 29 años, era vecina de la zona y al momento del accidente estaba con su esposo, quien ahora lucha por mantenerse con vida en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Ciudad Neily.
99KPH conversó con Gaby Rivas Cubillo, prima de la veinteañera, quien contó que hace cinco días Madrigal recibió la notificación del Ministerio de Educación Pública (MEP) de que había sido nombrada como maestra de primer y segundo ciclo en una escuela de la zona.
Debido a esto la mujer le pidió a su pareja sentimental que la acompañara a conocer las instalaciones donde trabajaría, así como a sus futuros compañeros. Para esto ambos se movilizaron en una motocicleta hasta el sitio, pero horas después cuando iban de regreso a casa ocurrió la tragedia.
De acuerdo con las autoridades, justamente cuando pasaban por el puente que está sobre el río Coloradito una cabeza de agua pasó sobre la estructura y los arrastró a ambos.
“Él hizo todo lo posible buscándola para ayudarla, pero ya estaba anocheciendo y no pudo. Los árboles y todo lo que pasaba en el río tampoco lo dejaban ver, él pudo salir, pero ella no sabía nadar”, contó Rivas.
En ese momento en el servicio de emergencias recibieron la alerta y al sitio se movilizaron ambulancias de Cruz Roja cuyos paramédicos iniciaron los trabajos de búsqueda.
Lamentablemente horas después los socorristas ubicaron a Madrigal metros abajo en el afluente y al tomarle los signos vitales determinaron que ya no había nada que hacer, por lo cual la declararon fallecida.
La prima de la veinteañera agregó que además de la ilusión por su nuevo trabajo, la profe también estaba esperando el día de su graduación como licenciada en Educación.
“Era una muchacha muy tranquila, amable, sociable, simpática, ella amaba estudiar y su sueño, lo que anheló siempre, era trabajar en el MEP. Siempre fue una persona muy trabajadora, antes de colocarse en educación era niñera y con eso tenía sus ingresos”, contó.
La familia de Madrigal está a la espera de que les entreguen el cuerpo para despedirla con las honras fúnebres que se realizarán en la comunidad sureña.