99KPH – Postes en media calle acaban con mensajero

Un hombre identificado como Óscar David Zúñiga Cárdenas, de 30 años de edad, falleció luego de sufrir un accidente de tránsito en el que pegó con una barra divisoria en el sector de Pavas.

Faltaba poco para las 3:00 a.m. de este jueves cuando testigos que pasaban por el lugar dieron el aviso al 911, el reporte señalaba que un hombre tendido en media calle, al lado de una motocicleta, esto a 25 metros de Demasa, en la carretera principal de Pavas.

Ante tal noticia, una unidad de Cruz Roja se presenta al lugar a realizar la valoración de la víctima, para ese momento ya no presentaba signos vitales, por lo que se declaró fallecido en la escena.

“A nuestra llegada encontramos un conductor que había colisionado con unos postes que hay frente a Demasa y el paciente ya se encontraba sin signos de vida y presentaba traumas varios”, manifestó Luis Zamora, cruzrojista que atendió la situación.

La escena quedó acordonada por parte de la Fuerza Pública a la espera de la llegada del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para dar inicio a la investigación.

Justamente fue con la luz del sol que los agentes de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios (Siori) comenzaron su labor para poder determinar cómo se dio el lamentable accidente.

Tras varias horas de trabajo, finalmente los judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo hasta la Morgue Judicial en San Joaquín de Flores, Heredia.

En este lugar se le practicará la respectiva autopsia que dará indicios de las lesiones que sufrió la víctima.

 

VERSIONES

 

Varias personas que pudieron presenciar el hecho han dado su versión.

La que más se repite es que el sujeto venía transitando de manera normal, cuando un autobús que venía detrás lo rebasó, pero no midió bien la distancia que tenía con el hombre.

Esto hizo que el sujeto perdiera el control de la moto e impactara con la isla divisoria y uno de los postes colocados en la misma, quedando tendido en medio de la carretera sin vida.

Otra versión afirma que no fue un autobús, sino un vehículo liviano y hasta que fue una cuestión de exceso de velocidad por parte propio motorizado.

 

ÚLTIMO ADIÓS

 

Amigos y familiares se mostraron afectados tras conocerse la noticia de la muerte del hombre a quien conocían como Negro y al que describieron como una persona amable y trabajadora.

“Bueno es muy feo, y no lo creo, recibir esta noticia. Mi madre y yo vacilábamos con el Negro, buena persona, justa, loco, jaja. Ayer hablé con él estupideces, estuvimos donde un amigo que se cortó el pelo y nos regaló una cerveza a cada uno. No es un adiós, es un hasta pronto mi Negrillo, siempre lo vamos a tener en los mejores recuerdos. Sin palabras, no hay nada que decir mi compadre, fuiste grande ahora, está en un mejor lugar ahí nos veremos de parte mía y los demás lo vamos a transar siempre”, comentó Leonardo Fallas, un amigo del fallecido.

Otras personas le agradecieron que pudieron contar con él en los momentos complicados en los que demostró ser un amigo de verdad en las buenas y las malas.

Zúñiga era padre de dos menores de edad, una niña de seis años que justamente cumplió a finales del mes pasado y otro de apenas 10 meses de nacido, los cuales perdieron a su papá.

Verificar qué fue realmente lo que ocurrió es la tarea que ahora tiene en manos el OIJ para determinar si hay otro automotor involucrado.