99KPH – Sale el sol y bajan niveles de agua

Los rayos del sol empiezan a calentar y los niveles del agua a bajar en gran parte del territorio nacional, luego de una semana de intensas lluvias, que llevó a declarar alerta roja en gran parte de Guanacaste y Zona Sur. 

Un total de 1.872 personas están en 59 albergues temporales ya que se mantienen las condiciones vulnerables como consecuencia de la influencia indirecta de la depresión tropical Eta. 

Los albergues habilitados se encuentran en Corredores, Osa, Golfito, Parrita, Quepos, Puntarenas; Nandayure, Hojancha, Cañas, Santa Cruz, Bagaces, Liberia, Nicoya, Carillo y La Cruz, así como en Puriscal y Alajuelita en San José para brindar atención a la población afectada por las inclemencias del tiempo. 

La saturación de suelos que se ha experimentado durante la mayor parte de la semana ha generado deslizamientos en varios puntos de la

parte sur del Área Metropolitana como Desamparados, Acosta, Puriscal, Aserrí, Alajuelita, Mora, así como en la Zona de los Santos, Pacífico Sur y península de Nicoya.

Estos deslizamientos han afectado viviendas, carreteras, caminos y márgenes de ríos debido a las condiciones actuales de los terrenos y al proceso de desecación que se inicia al disminuir las lluvias de forma paulatina. 

Durante este fin de semana, geólogos de la CNE continúan las labores de evaluación de las condiciones de riesgo de estas zonas inestables. Algunos lugares que se visitarán son Los Santos, Coto Brus y Acosta.

 

ALERTAS SE MANTIENEN

 

El informe del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) indica una mejora del tiempo en las próximas horas y retornarán paulatinamente las condiciones del período lluvioso. La CNE mantiene las alertas declaradas y continúan activos tanto su estructura operativa como los Comités Municipales de Emergencia (CME) para la atención de afectaciones. Siendo así, que se mantiene la alerta roja para Hojancha, Nandayure, Nicoya, Corredores, Coto Brus, Parrita, Quepos y Golfito. La alerta naranja para Upala, y la Vertiente del Pacífico (excepto Hojancha, Nandayure, Nicoya Corredores, Parrita, Quepos Coto Brus y Golfito). Así como la alerta amarilla para la Zona Norte (excepto Upala) y el Valle Central, y alerta verde para la Región Caribe.

Algunas rutas han sufrido afectación por caída de material, deslizamiento, derrumbes o caída árboles sobre la vía, por lo que cuadrillas subcontratadas por Conavi se encuentran ejecutando labores de limpieza en varias zonas del país para la seguridad y transitabilidad de los usuarios.

El gerente de Conservación Vial, Edgar Meléndez, manifestó que la infraestructura de este país está construida para durar al menos 20 años, pero el clima puede afectarla, por lo cual la labor de conservación es sumamente importante para mantenerla en estado seguro y adecuado para transitar.

Estas afectaciones en algunas zonas producen interrupciones, pasos regulados o cierres en puentes, así como en algunos casos pérdida de infraestructura, por lo que se insta a buscar rutas alternas, mientras las autoridades rehabilitan todas las rutas afectadas lo más pronto posible.

El río Térraba se llevó parte del dique que había por el sector del Gorrión en Palmar Sur. 

Por su parte la Cruz Roja ha atendido más de 500 incidentes, entre ellos 133 rescates efectivos, más de 63 evaluaciones de daños o afectaciones por niveles de agua, 201 personas evacuadas de zonas afectadas a albergues, 296 pacientes valorados y 43 pacientes Covid-19 o bajo orden sanitaria trasladados a albergues diferenciados. 

Unas 30 mil personas afectadas de manera directa y aproximadamente 16 mil de forma indirecta. El cantón que presenta mayor afectación es Nicoya. Cuenta con seis albergues que han sido habilitados en centros educativos, salones comunales e iglesias. Hay dos comunidades incomunicadas: Buena Vista y Santa Ana.

Se contabilizan 262 reportes por inundación, 12 deslizamientos y 88 comunidades intervenidas por los comités locales de emergencia.

 

OTRO DESAPARECIDO

 

Las autoridades reportaron un hombre adulto desaparecido, que según reportes preliminares habría sido arrastrado por la crecida de un río Shinabla en el sector de Alto Almirante en Chirripó de Turrialba.

La voz de alerta fue dada por lugareños este viernes por la lejanía del sitio tras lograr salir a un poblado cercano, luego de que el adulto intentó cruzar el río que estaba crecido producto de las fuertes lluvias que azotaron la región durante los últimos días a consecuencia del huracán Eta.

Según fue confirmado, de momento las autoridades del Organismo de Investigación Judicial no han recibido denuncia de personas desaparecidas en la zona, por lo que se mantienen pendientes.