99KPH – Taxista y clienta mueren al caer a río

Una taxista informal falleció junto a una clienta luego que el vehículo en que viajaban cayera por un precipicio de aproximadamente 125 metros hasta terminar en el cauce de un río.

El trágico hecho ocurrió en la comunidad de Santa Margarita en El Rosario de Naranjo, Alajuela, también resultaron heridos un hombre adulto, así como una chiquita de 4 años, en apariencia estos pasaban por el lugar cuando el automotor cayó al guindo.

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), uno de los fallecidos es Geiner Arias Solorzano, quien tenía 42 años. Él era el taxista informal que conducía el automotor, tenía dos hijas de 18 y 8 años, y era vecino de Zaragoza en Palmares, Alajuela.

A la segunda víctima mortal la identificaron como Paulina Jiménez Bolaños, de 53 años. Esta mujer vivía en la misma comunidad alajuelense que el transportista, era madre de cuatro hijos y se desempeñaba como ama de casa.

 

PERDIÓ EL CONTROL

 

En la oficina de prensa del OIJ comunicaron que las primeras pesquisas indican que el trágico accidente de tránsito habría ocurrido debido a que el taxista perdió el control del automotor.

Al parecer, Jiménez tenía que salir de su casa para hacer un mandado, razón por la que contactó minutos antes a Arias para solicitarle que le brindara un servicio de transporte.

Todo iba bien hasta que cuando pasaban por el sector de El Tajo de los Gavilanes, el taxista informal perdió el control de su carro y se salió de la carretera por razones que no están claras. Por más que trató de volver a posicionar el automóvil en la ruta los esfuerzos fueron inútiles y terminaron rodando por el precipicio.

De acuerdo con el OIJ, dentro del automotor solo viajaban ellos dos por lo que se presume que al momento del violento accidente por la vía pública transitaban un hombre y una chiquita de cuatro años quienes sufrieron lesiones leves pues el vehículo por poco los impacta.

Inmediatamente, estas personas y otros conductores que pasaban por el lugar dieron aviso al servicio de emergencias donde despacharon a los cuerpos de socorro.

 

NADA QUE HACER

 

Para poder atender esta tragedia se movilizaron a la escena aproximadamente 15 paramédicos del Cuerpo de Bomberos y 12 de Cruz Roja de las estaciones locales en total.

Ricardo Torres, bombero de San Ramón, explicó que en primera instancia la alerta la recibieron las estaciones de Palmares y Naranjo, pero cuando ellos llegaron solicitaron más equipos y personal por lo que dieron aviso a la estación ramonense, pues cuenta con una unidad de rescate, así como mayor equipo necesario en este tipo de emergencias.

Una vez en el sitio, se confirmó que el vehículo estaba en el fondo del precipicio, específicamente en un río llantas arriba. Para poder llegar hasta los pacientes los cuerpos de socorro realizaron un descenso controlado con cuerdas desde la superficie, labores que se extendieron por unos 10 minutos.

“Teníamos como información que un vehículo se había salido de la calle hacia el cauce del río, aproximadamente a unos 125 metros. Lo que hicimos fue trabajar con descensos de rescate para acceder al lugar. Cuando los primeros dos muchachos bajan, se encuentran el vehículo, había una señora fuera de este a unos 15 o 20 metros de distancia y el otro ocupante estaba dentro”, detalló.

De acuerdo con Torres, en las labores de valoración prehospitalaria los socorristas confirmaron que ambos pacientes no tenían signos vitales por lo que los declararon fallecidos y se coordinó con Fuerza Pública para que alertaran a los agentes del OIJ.

Luego de esto, los socorristas modificaron el sistema y utilizaron el método de poleas de rescate vertical para poder subir a los compañeros que descendieron, así como los dos cadáveres.

En cuanto a la chiquita y el hombre que la acompañaba, Torres comentó que cuando las unidades llegaron a ambos los encontraron en la calle. Ahí mismo los valoraron para luego trasladarlos en una ambulancia al centro médico en San Ramón, los dos en condición estable y lesiones menores.

El bombero recordó que hace aproximadamente 1 año ocurrió un accidente similar en la zona. Aquí la víctima fue un hombre que viajaba en un cuadraciclo y por razones desconocidas perdió el control del mismo y cayó a un guindo. Sin embargo, en su caso el accidente no fue tan aparatoso y logró sobrevivir porque no era una pendiente tan profunda como esta.

Los agentes de la Delegación Regional del OIJ en San Ramón se movilizaron a la escena para proceder con el levantamiento de los cuerpos y trasladarlos a Medicatura Forense para que les realicen la autopsia mientras avanzan las pesquisas que permitirán esclarecer lo ocurrido.