99KPH – Tráficos detienen chofer a punta de plomo

En una rápida acción David Solano, Julio Ramírez y Pablo Agüero, todos ellos oficiales de la Policía de Tránsito que se ubicaban en Plaza González Víquez, detuvieron a un sujeto que conducía marcha atrás, bajo los efectos del alcohol y con cuatro acompañantes.
Los oficiales destacados en el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) se encontraban regulando el tránsito, cuando observan un carro Toyota Echo, modelo 2002, tipo sedán 2 puertas de color negro, placas BDV-675, que aparece inscrito en el Registro Nacional a nombre de una mujer de apellidos Arley Esteller, sale marcha atrás desde los semáforos que están a la entrada de las piscinas en Plaza Víquez.
De acuerdo con las autoridades, el conductor es Jeancarlo Loría Guzmán, a quien vieron manejar haciendo zigzag, por lo que inmediatamente se le dio la señal de alto, no obstante en lugar de detenerse Loría continuó andando marcha atrás sobre el costado sur de la cancha de futbol y colisionó al motociclista Luis Carlos Arguedas Lizano, de 35 años.
“Yo venía saliendo de mi trabajo en el Mercado y me dirigía a mi casa en Aserrí cuando vi el carro que venía a darme y no pude hacer mucho para quitármelo y solo acaté a tirarme de la moto y la chocó.
La verdad fue un susto enorme, porque en 15 años que tengo de andar en moto nunca me habían chocado y menos así”, dijo Arguedas.

LE DISPARAN PARA DETENERLO

Cuando los tráficos ya estaban por alcanzarlo, el temerario conductor puso el carro marcha adelante para intentar darse a la fuga. Ante esta situación, en la que ya se había dado una colisión y para evitar para evitar una desgracia mayor, los oficiales de Tránsito optaron por dispararle al vehículo, lo hicieron en 17 ocasiones, 4 le dieron al automotor.
Además, un autobús se le atravesó para impedir la huida, según manifestó Walter Vallejos, quien vive en una de las casas cerca de la zona y estaba tomando café al momento de la emergencia.
“Yo vivo aquí y estoy viendo todo porque estoy tomando café, este carro negro se metió en la isla blanca, el oficial le dio el alto, pero como no le respetó la señal, el conductor se vino en reversa y colisiona la moto, está corriendo más de 200 metros a toda velocidad y en reversa, entonces uno de los oficiales desenfunda para dispararle a los neumáticos y un bus de la línea de Desamparados se le atravesó aquí para detenerlo porque este hombre iba en fuga de nuevo”, narró el lugareño.

ALCOHOLEMIA DIO POSITIVO

Jimmy Salazar, jefe regional de la Policía de Tránsito, confirmó que Loría Guzmán conducía bajo los efectos de licor, pues al practicársele la prueba de la alcoholemia, la primera arrojó 0,40% de alcohol en la sangre, mientras que la segunda dio 0,38%.
Asimismo, se solicitó una prueba de sangre para determinar si había ingerido alguna otra droga.
“Había un grupo de compañeros en el sector este de Plaza Víquez en regulación, cuando observan un vehículo color negro el cual viene en forma zigzagueante, le dan la orden de detenerse, pero al ver a los oficiales retrocede violentamente, inclusive del sector este hasta el sector oeste de Plaza Víquez, donde colisiona a un motorizado que venía debidamente.
El carro es seguido por los tres oficiales y al tratar de huir los compañeros al temer por su integridad física o de otro en la vía por la forma de conducción accionan las armas de reglamento para poder detenerlo”, sostuvo Salazar.

5 VIOLACIONES A LEY DE TRÁNSITO

Loría viajaba con otros 4 acompañantes, tres mujeres y un hombre, quienes aseguraron a las autoridades de Tránsito y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que ellos simplemente habían pedido el servicio de taxi del sujeto, pero no tenían que ver nada con él y tras una investigación los dejaron en libertad.
De acuerdo con el jefe regional de la Policía de Tránsito, se estaba a la espera de que el OIJ determinara si en el carro había drogas, además adelantó que en esos 300 metros que Loría Guzmán condujo en reversa pudo haber quebrantado unos 5 artículos de la Ley de Tránsito.
“Irrespeto a la señal de parada del policía de Tránsito, retroceder más de 50 metros, la ley permite solo 50, la forma temeraria en la que está conduciendo, la colisión al conductor de la motocicleta y estamos a la espera de revisar la documentación del vehículo para ver si hay alguna otra situación, triángulos o alguna otra sanción que la ley tipifique.
Mientras que el estado de ebriedad lo maneja la Fiscalía, porque se le hace boleta y el fiscal decidirá cuál delito imponerle, porque cabe recordar que estos señores en estado de ebriedad son pasados directo a Fiscalía”, agregó.
Al parecer Loría tiene antecedentes penales, pero a pesar de que intentamos conocer la situación jurídica del mismo y su récord delictivo no fue posible corroborarlo.