Auditoría urge revisar planilla del MOPT tras parálisis de plantas asfálticas Noticias | Sucesos | 99kph

  • Dependencias regionales tienen 624 empleados: 84% son operativos
  • Plantas productoras de asfalto están frenadas pese a inversión superior a los ₡4 mil millones

(99KPH). Un informe de auditoría interna urge revisar la cantidad de funcionarios con los que deben contar las direcciones regionales del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) en virtud de la parálisis operativa de las plantas institucionales para producción asfáltica.

Desde mayo de 2018, la cartera suspendió cualquier tipo de operación en las plantas. Dichos inmuebles se crearon como una opción para ofrecer asfalto a municipios y comunidades con problemas viales.

La razón del cese operativo, según dijo el ministro Rodolfo Méndez Mata el 25 de abril de 2019 ante la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, fueron las inversiones millonarias hechas por la cartera sin estudios de factibilidad o análisis ambientales en contraposición a un decreto ejecutivo del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) emitido en el 2002.

El MOPT invirtió más de ₡4 mil millones en la construcción de los inmuebles ubicados en Guanacaste (conocida como El Chopo), Colima de Tibás, Buenos Aires de Puntarenas (Paso Real) y Siquirres de Limón.

Al respecto el informe de auditoría DAG-2019-3099, con fecha del 28 de noviembre de 2019, puso el tema –nuevamente- sobre el tapete y pidió estudiar la cantidad de funcionarios existentes pese a que las plantas para producción asfáltica se mantendrán varadas.

Ese análisis se centró en la evaluación de la gestión de las direcciones regionales de la división de Obras Públicas, las cuales se encuentran en: Colima de Tibás, Cartago, Alajuela, San Carlos, Heredia, Guanacaste, Limón-Guácimo, Pérez Zeledón, Pacífico Central y Río Claro.

“Las direcciones regionales cuentan con 624 funcionarios de los cuales el 5% son profesionales, 11% administrativos y el 84% corresponde a operativos. De acuerdo con los cambios que han sufrido las funciones de las regionales y que actualmente no se produce mezcla asfáltica, es necesaria una revisión de la cantidad de servidores con los que se debe contar en cada una de las regiones tomando en cuenta los gastos que conllevan mantenerlas en operación. Sobre todo, el rubro más alto de los gastos que es el de salarios contra la labor que desempeñan y los pocos proyectos que se ejecutan actualmente”, detalló el informe de auditoría.

Danza de millones

En setiembre del año pasado, de nuevo ante los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios, el ministro Méndez reiteró que no tienen interés en reabrir las plantas asfálticas y explicó que se requieren casi más de ₡10 mil millones para cumplir los pendientes que permitirían darles funcionalidad a las plantas.

“Para el período de 2018 los gastos generados en las direcciones regionales fueron de  ₡9.269.706.549,51 correspondientes a salarios, viáticos, gastos públicos, gastos en combustibles, reparaciones de equipo y pólizas. Gastos en los que se incurren para mantenerlas en operación. Sin embargo, los gastos administrativos van en aumento y duplican la inversión en obras ejecutadas (inversión de  ₡4.168.339.326), las cuales han disminuido, trabajando actualmente en su mayoría en bacheos y limpieza mecanizada”, detalló el análisis.

La Auditoría General del MOPT consideró necesario un análisis para reestructurar las direcciones regionales (a setiembre de 2019 los gastos superaban los más de ₡6.7 mil millones) debido a que “consumen una gran parte del presupuesto que va en aumento, mientras que los proyectos son cada vez menos”.

“Se debe mencionar que las plantas de producción asfáltica no están produciendo material, lo que incide en la atención de obras de rehabilitación más complejas, que requieran mezcla asfáltica y que podrían tener un impacto a mediano o largo plazo en el desempeño del camino.

“Al respecto, en la presentación de resultados del informe el director de la División de Obras Públicas señala que mediante el oficio DVOP-2018- 1466 del 8 de agosto del 2018, se solicitó un pronunciamiento oficial sobre este tema al despacho del ministro, pues no se considera conveniente detener los procesos que tienen como fin la entrada en operación de las plantas en el corto y mediano plazo, cuya respuesta por parte del despacho, mediante el traslado de correspondencia DM2018-4266 del 2 de octubre del 2018, se indica que existe una comisión trabajando en ese asunto”, acotó el informe.

A la fecha, pese a múltiples discusiones, no queda claro quién tomó la decisión de ordenar el cese operativo de las plantas. Tampoco hay certeza ni planes para determinar qué pasará con los equipos y el personal asignado a esos 4 inmuebles.