Costa Rica es el segundo país de la región con más donantes de sangre Noticias | Sucesos | 99kph

(99KPH) Costa Rica es el segundo país de Centroamérica en donde hay mayor cantidad donantes de sangre; solo superados por El Salvador, pero el Banco de Sangre de nuestro país requiere de mucho más donaciones.

Según el Informe “Suministro de sangre para transfusiones en los países de América Latina y el Caribe 2016-2017” realizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 16.1 de cada 1.000 costarricenses acuden a regalar vida por medio de su donación de sangre.

Este es el promedio de donadores por cada 1.000 habitantes:

  • El Salvador: 16.2
  • Costa Rica: 16.1
  • Panamá: 13.9
  • Nicaragua: 13.8
  • Honduras: 9.2
  • Guatemala: 8.5

El estudio establece que la cultura de donación de sangre está muy asociada a las condiciones socioeconómicas de los países, “la donación en la región incrementa en forma directamente proporcional al nivel de ingresos de cada país”, cita el documento publicado el 28 de mayo.

Respecto a la edad de los donantes, en los dos años analizados predominó el grupo de 24 a 44 años con un 38,1% en 2016 y un 41,9% en 2017. En segundo lugar, se encontraron los donantes menores de 24 años con un 37,5% en 2016 y un 30,6% en 2017. El grupo de edad de 45 a 65 años representó el 22,9% de los donantes de la región en 2016 y un 24,8% en 2017. El grupo de edad menos representado fue el conformado por los mayores de 65 años, quienes representaron el 1,5% de los donantes en 2016 y el 2,7% en 2017″, cita el informe.

Donar sangre en tiempos de pandemia

Las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Banco Nacional de Sangre han ampliado horarios y agendado citas para poder captar la mayor cantidad de bolsas; de cada una de ella se pueden separar cuatro distintos componentes.

Algunas temporadas – como Semana Santa y vacaciones- ponen “cuesta arriba” la cantidad de donadores, pues muchos de ellos salen de paseo. Pero precisamente esas épocas son en las que incrementa la necesidad de líquido vital, especialmente por accidentes de tránsito.

El confinamiento por la pandemia COVID-19 está provocando escasez en las reservas de sangre y los pacientes con cáncer o en condición de emergencia no pueden esperar.

Por eso es que, más que nunca, le piden a los costarricenses acudir al Banco Nacional de Sangre y hacer su donación. A esto se le suma la posibilidad de que los pacientes recuperados por COVID-19 puedan donar el componente sanguíneo con el que se hace plasma convaleciente para tratar a quienes todavía tienen el virus y están hospitalizados.

El llamado de la OPS es a seguir desarrollando estrategias para mejorar el acceso a la sangre segura. Y la petición de nuestras autoridades y de cientos de familias de pacientes que requieren transfusiones, es a “ponerse la mano en el corazón” y regalar un poco de la vida que corre por las venas.