Delegaciones de tránsito de Alajuela en condiciones paupérrimas Noticias | Sucesos | 99kph

(99KPH).- Las delegaciones de tránsito de San Ramón, Palmares, Naranjo y Grecia sufren de problemas como ordenes sanitarias, poco espacio y algunas no cuentan con permisos de funcionamiento. Esa es la realidad que enfrentan los oficiales que deben vigilar una de las principales carreteras del país.

Estos problemas fueron evidenciados en una solicitud que hizo el Consejo de Seguridad ante la Contraloría General de la República para poder comprar dos terrenos por ¢1.350 millones.

En los antecedentes y justificación de la solicitud, el Consejo de Seguridad Vial aseguró que las delegaciones de estos cantones se encuentran en “situaciones no aptas para su operación ordinaria”.

¿Qué está pasando en estas delegaciones? Una de las situaciones más críticas la tiene la delegación de San Ramón. Según el documento enviado al ente contralor, la misma cuenta con dos órdenes sanitarias del Ministerio de Salud. Las órdenes son la OS-SR-335-2018 y la OS-SR-108-2019.

Dicha delegación está ubicada en un terreno de la municipalidad de San Ramón y no cuenta con servicios sanitarios para usuarios y no hay espacio suficiente para 7 funcionarios, por si fuera poco las dimensiones de pasillos para el ingreso a oficinas no cumplen con lo dispuesto en la Ley No. 7600.

La Delegación de Tránsito de Grecia está en una propiedad que es del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y entre los problemas que tiene es que no cumple con la ley 7600; no posee una estructura adecuada para custodiar vehículos y esto provoca que se invadan espacios del MAG cuando se deben custodiar, cosa que molesta a los funcionarios de dicha institución. Esto “genera que la delegación esté ante una posible orden de desalojo. Además, tiene imposibilidad para custodiar vehículos detenidos debido a la Resolución No.2015016847 de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, además de órdenes sanitarias, debido al estado estructural de la edificación”, se indicó en el documento enviado a la CGR.

En Naranjo la situación es similar. Están ubicados en un espacio municipal que no cumple con las necesidades que se requiere ante el poco espacio que hay; cuenta con problemas de espacio físico para custodiar los equipos móviles requeridos por los Oficiales de Tránsito y éstos están expuestos a posibles daños por la maquinaria pesada que utiliza la municipalidad.

Por último, la delegación de Palmares se encuentra ubicada en un Derecho de Vía. Esto la imposibilidad de tener un permiso de funcionamiento del Ministerio de Salud ya que no tiene un plano catastrado.

Además, al igual que las anteriores posee poco espacio para operar, así como problemas de espacio físico para custodiar equipos móviles y vehículos detenidos.

¿Cómo y por qué estas delegaciones llegaron a una situación tan caótica? Se intentó conocer la posición de Germán Marín, Director de la Policía de Tránsito, pero por medio de la oficina de prensa del Mopt se indicó que las consultas se tramitarían ante la Dirección de Edificaciones de la institución.

Por si fuera poco, estas delegaciones no cumplen con el Programa Cuatrienial 2017-2020 denominado “Reducción de la tasa de variación de la
cantidad de accidentes fatales de motociclistas fallecidos en sitio en las vías públicas del país
“, ya que no tienen espacio para la detención de vehículos de infractores.

La Contraloría les dio el aval para adquirir dos terrenos de la Cooperativa Agrícola lndustrial Victoria, en los cuales se estarían trasladando estas delegaciones y además contarían con espacio suficiente para poder trasladar vehículos.

La compra del terreno es por ¢1.350 millones.