En lugar de indicar el rumbo político, se limitó a puntualizar temas aislados

San José, 5 may (elmundo.cr) – El diputado liberacionista, David Gourzong analizó con detalle el mensaje del presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada brindó al presentar su informe de labores ante el Congreso.

El legislador aseveró que «el discurso no se apega a los términos del artículo 139 inciso 4) de la Constitución Política. Se concentra en el tema coyuntural de la pandemia y no se ajusta al propósito y contenido de un acto de relación entre Poderes».

Asimismo señaló que «el presidente Alvarado, olvidó que su presencia en el Parlamento era una oportunidad que la Constitución Política le otorga para que haga patente ante los representantes de la Nación su liderazgo político, y su capacidad de gestión administrativa».

Para Gourzong, Alvarado no aprovechó la oportunidad, «se confundió. En lugar de indicar el rumbo político, se limitó a puntualizar temas aislados, sin una visión de futuro». Asimismo aseguró que «el presidente olvidó referirse al deber fundamental de Poder Ejecutivo de control y recaudación de los tributos».

Según el diputado, la inercia mostrada por el Poder Ejecutivo para establecer un sistema de escáners, que ayude en la represión el delito de contrabando de drogas y mercancías está rayando en la irresponsabilidad. Es una oportunidad que Costa Rica pierde para mejorar la recaudación fiscal, que tanta falta le hace a las finanzas del país. Pero aun así, se dan el lujo de rechazar donaciones, en medio de la estrechez fiscal.

Por otro lado, el legislador indicó que «en el discurso se hizo mención de la aprobación de leyes importantes que este Parlamente ha tramitado. Una de ellas, es la Ley 9764 de Modernización de Junta de Administración Portuaria de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica de Costa Rica (Japdeva). Norma que se tramitó con carácter de urgencia, debido a los pronósticos fatalistas del Poder Ejecutivo, sin embargo, no ha existido la misma celeridad para pagarles a los prejubilados. Siete meses después de la entrada en vigencia de la norma, el Ministerio de Trabajo por medio de la Dirección Nacional de Pensiones, en coordinación con la misma Japdeva, han sido incapaces de trasladar a los trabajadores esos beneficios. Esto se traduce en familias que están pasando grandes necesidades en este momento, pues tienen créditos pendientes y facturas a las que mes a mes deben hacer frente, pero que no cuentan con los recursos para ello».

Gourzong menciona que «el señor presidente, y leo textualmente lo siguiente: “nuestra principal obra ha sido demostrar que Costa Rica sí puede construir proyectos de calidad y a tiempo”. No obstante, parece que esas obras están enfocadas solamente en la Gran Área Metropolitana y enmarcadas en infraestructura vial, lo que mantiene el rezago en las regiones periféricas».

«¡Qué dicha que el Sr. Presidente reconoce los atrasos en las obras de ampliación de la ruta 32! Pero, ¿cuánto tiempo pasará para que Limón tenga esta obra concluida? ¿Qué pasará con el dinero para las obras adicionales que se requieren? Sobre esto, el Sr. Carlos Alvarado ha sido omiso», sostuvo el diputado.

Además, el legislador sostiene que «deja por fuera rendir cuentas sobre los atrasos serios en la creación del fideicomiso del canon de la Terminal de Contenedores de Moín, que administra Javdeva». Además, aseveró que «en diciembre de 2018, durante una reunión celebrada en Casa Presidencial, se nos indicó a los diputados de la provincia que dicho fideicomiso estaría listo en julio de 2019. Sin embargo, pasa el tiempo y ese fideicomiso no está constituido. Esto frena sin duda alguna la inversión en Limón. Una provincia que clama por inversión estatal y privada para salir adelante. A la fecha existen cerca de $18 millones en recursos ociosos por medio de este canon».

«A Limón se la ha prometido una nueva terminal de cruceros. La construcción de la terminal 5-7, que consiste en un puerto especializado en el trasbordo de contenedores. Otro proyecto que esta varado es la remodelación del Aeropuerto Internacional de Limón, que ayudaría significativamente para la atracción del turismo nacional e internacional. Está pendiente la remodelación del Parque Recreativo Cariari, que está en manos del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, (Icoder)», señaló Gourzong.

Según el diputado, es lamentable que «desde el Poder Ejecutivo, se ignore impulsar la ley de Alianzas Público Privadas. Una herramienta vital, en una coyuntura como la actual. Por medio de las APP, el Estado puede poner en marcha obras fundamentales como el Tren Limonense de Carga (TELCA) entre Moín y Río Frío o las obras antes mencionadas».

Asimismo, aseveró que «tampoco ha indicado para cuándo se ejecutará el fideicomiso aprobado por esta Asamblea Legislativa para las obras de alcantarillado y control de inundaciones de Limón por un monto de $55 millones».

«Es urgente invertir en la infraestructura educativa. Nuestros niños y jóvenes están estudiando en condiciones precarias. He sido testigo de esto, pues he visitado la Escuela Barrio Limoncito, donde los niños reciben clases en los patios de las iglesias; el Colegio Deportivo de Limón, que estaba ubicado bajo unas graderías y a la fecha, no tiene las condiciones óptimas para practicar deportes. Esto para citar ejemplos», agregó.

Por otra parte, Gourzong afirmó «que quiero expresar mi apoyo a la aprobación del empréstito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la construcción de centros cívicos y la mejora de las delegaciones policiales. Destaco la urgencia de levantar el edificio de la comunidad de Puerto Viejo, pues opera en un bus viejo que no reúne condiciones adecuadas».

Para finalizar, el legislador indicó que «el Sr. Presidente apenas hizo mención de un sector primordial para Costa Rica, como lo es el turismo. Una industria que por sí sola duplica los ingresos de la producción de piña y banano de nuestro país y que genera miles de empleos».

«Estaré atento a los anuncios futuros de las medidas concretas que desde el Ejecutivos se implementarán para reactivar la economía de Costa Rica», concluyó.