Gobierno debe obedecer y eliminar restricción vehicular Noticias | Sucesos | 99kph

  • Legisladores descalifican argumentos del Ejecutivo para mantener la restricción

Los diputados descalificaron los argumentos del Gobierno para mantener la restricción vehicular sanitaria. (Archivo/CRH).

(99KPH) -Diputados de distintas fuerzas políticas le exigieron al Gobierno obedecer la orden de un juez del Tribunal Contencioso Administrativo y eliminar de una vez por todas la restricción vehicular sanitaria.

Los legisladores Roberto Thompson, del Partido Liberación Nacional (PLN), Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Floria Segreda, del Partido Restauración Nacional (PRN), y los independientes Erick Rodríguez y Dragos Dolanescu se sumaron a las voces que le piden al Poder Ejecutivo acabar con la medida impuesta desde marzo anterior.

Coincidieron en que la restricción vehicular sanitaria no logró contener el avance de la pandemia del COVID-19 en el país y descalificaron los argumentos del Gobierno para mantener vigente la medida.

“Las resoluciones judiciales se respetan. Y pareciera que esto es consecuencia de que el Gobierno no pudo demostrar en las instancias judiciales todos los argumentos para sostener la restricción vehicular. En la Asamblea Legislativa hemos clamado para que se revise la medida a partir de esa incertidumbre que ha causado”, dijo Thompson, del PLN.

Diputado Roberto Thompson: “las resoluciones judiciales se respetan”. (Archivo/CRH).

Recordó que desde el Congreso se han pronunciado a favor de la reactivación económica del país y le reclamó al Gobierno que no haya sido tan contundente para atacar la falta de distanciamiento en el transporte público y las aglomeraciones en las vías públicas, que han sido consecuencia de la restricción vehicular.

“Vamos a valorar el asunto desde el punto de vista legislativo, en respeto a la división de poderes y en respeto a la resolución judicial que ha sido debidamente notificada. Creo que todavía el Gobierno le debe muchísimo al país con relación a las explicaciones claras sobre los beneficios de la restricción vehicular y sobre el equilibrio que debe haber entre las medidas sanitarias y la reactivación económica”, añadió.

Diputado Pablo Heriberto Abarca: “me parece muy curiosa la insistencia del Gobierno”. (Archivo/CRH).

El congresista Abarca, del PUSC, calificó como “muy curiosa” la insistencia del Ejecutivo de mantener la restricción vehicular sanitaria, a pesar de que está demostrado que no tuvo mayor efecto para evitar los contagios de COVID-19.

“El Poder Ejecutivo respalda la restricción con datos distintos a lo que fue propuesto. Se suponía que iba a contener el COVID y no lo está haciendo. Está conteniendo otras actividades porque son de sentido común. Claramente si hay menos carros circulando, habrá menos accidentes de tránsito“, sostuvo.

El socialcristiano enfatizó que la medida reduce las libertades de los costarricenses.

“Me parece una barbaridad que sigan insistiendo en una cosa que plantearon con objetivos que no se están cumpliendo”, opinó.

Diputada Floria Segreda al Presidente: “de la cara y explique las razones para mantener la restricción vehicular”. (Archivo/CRH).

La diputada Segreda, del PRN, pidió al presidente de la República, Carlos Alvarado, que de la cara y le explique a los costarricenses cuáles son las razones para mantener la restricción vehicular sanitaria.

“El señor Presidente debe dejar de insistir en la restricción vehicular (…) Es hora de que de la cara a todos los costarricenses y nos indique cuáles son las razones y el fundamento de por qué la restricción vehicular ayuda a que el COVID-19 no se propague”, afirmó.

Segreda hizo especial énfasis en que el fallo del juez del Tribunal Contencioso Administrativo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejaron claro que la medida no es efectiva para frenar los contagios del virus.

También se quejó de que el mandatario no le ha respondido una reciente nota que le envió por medio de la cual le pidió dejar sin efecto la medida.

Diputado Dragos Dolanescu al Presidente: “parece un berrinche de un chiquito malcriado”. (Archivo/CRH).

El independiente Dragos Dolanescu dijo que es un relajo que se cuestione y desobedezca una orden de un juez de la República.

“El presidente Alvarado ha demostrado cómo acomoda y defiende la institucionalidad del país solo cuando le conviene. Se le olvida la división de los Poderes, su obligación como Presidente es acogerse a la ley y respetar las decisiones”, declaró.

El legislador manifestó que el mandatario “cuando está con el agua hasta el cuello, por su soberbia e incapacidad de dialogar con el pueblo, toma como excusa la institucionalidad. Pero cuando estaba fuera del Ejecutivo o cuando las cosas no son de la forma que él quiere, entonces la institucionalidad no es importante“.

“Parece un berrinche de un chiquito malcriado, solo le falta tirarse al piso y patalear. Lo que pasa es que le tocará acomodarse a lo que la ley indica, no le va a quedar de otra”, advirtió.

Diputado Erick Rodríguez: “el norte del Gobierno es la arbitrariedad”. (Archivo/CRH).

El diputado Erick Rodríguez aseguró que el Gobierno, con su insistencia de mantener la restricción vehicular sanitaria, solo demuestra su testarudez.

“Con esto, el Gobierno demuestra que poco le importa la división de poderes y el Estado de Derecho. Su norte es la arbitrariedad y su bandera el despotismo“, comentó.

Advirtió que la desobediencia del Gobierno solo ocasionará la presentación de demandas, pero “ellos no pagarán ni un cinco por su irresponsabilidad“.

El viernes pasado, el juez Alcevith Godínez, del Tribunal Contencioso Administrativo, resolvió suspender la restricción vehicular sanitaria y aseguró que la medida genera mayor riesgo de contagio del COVID-19.

El fallo se dio al resolver una solicitud de medida cautelar presentada por seis alcaldes contra el Estado.

Sin embargo, el Gobierno se niega a acatar la orden y más bien anunció que seguirá castigando con multas a quienes violenten la medida y que apelará el fallo.

Los alcaldes que impugnaron la restricción, por su parte, adelantaron que presentarán una demanda contra el Estado por desacatar la orden judicial.

El pasado 1º de octubre, la Asamblea Legislativa aprobó una ley que elimina las sanciones de retirar las placas a los vehículos cuyos conductores irrespeten la restricción vehicular sanitaria, así como la acumulación de puntos en las licencias de conducir por violentar la medida. Pero mantuvo la multa de ¢107 mil a quienes violenten la restricción.