“ha costado conseguir el financiamiento” Noticias | Sucesos | 99kph

  • Cartera se comprometió a destinar $225 millones del BID al proyecto
  • Se requieren $300 millones para concluir obras globales

(99KPH). Terminar la construcción de la nueva carretera a San Carlos no es un asunto sencillo en términos financieros. Según el gobierno, se necesitan $300 millones (más de 171 mil, según el tipo de cambio actual) para concluir el proyecto en los 2 tramos pendientes: el central y la punta sur.

Pese a la presión vecinal y los señalamientos por la pausa en la que la administración Alvarado Quesada (2018-2022) puso en la construcción del tramo central (Sifón de San Ramón-La Abundancia de Ciudad Quesada) desde agosto de 2018, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) admitió que “ha costado” encontrar los recursos para continuar con el proyecto.

La carta que la cartera puso sobre la mesa es un “crédito sombrilla” otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En total, ese empréstito es de $350 millones y $225 millones se destinarían al proyecto de la vía a San Carlos. El plan es que la Asamblea Legislativa apruebe esos recursos en el mes de marzo. Incluso, pese a tener dudas iniciales, la meta del Poder Ejecutivo es concluir el trayecto central antes de mayo de 2022.

Tras un encuentro realizado el 8 de enero con miembros de la Asociación Procarretera a San Carlos, el ministro a.i. Olman Elizondo señaló que fueron claros con los dirigentes comunales y enfatizaron en la dificultad que ha existido para conseguir los fondos.

Pese al préstamo del BID, el Estado tendría que aportar –al menos- $75 millones de recursos propios para concretar el dinero requerido para finalizar todo el proyecto global.

“Sentimos que (los dirigentes comunales) salieron muy satisfechos, porque a ellos se les lograron explicar todos los aspectos: en qué estamos trabajando, cómo ha costado conseguir el financiamiento, revisar técnicamente aquellos sectores que tenían problemas y creemos que salieron muy contentos”, citó Elizondo.

El trayecto central es el más extenso del proyecto. Consta de casi 30 kilómetros y su avance es superior al 80%, sin embargo mantiene los pendientes más considerables. Tales como: la construcción de un puente nuevo a la altura del río Laguna, resolver un hundimiento registrado en el kilómetro 21 y esperar un fallo judicial para continuar las obras en el humedal La Culebra. El Estado invirtió $300 millones en este punto durante casi una década, cuyas obras estuvieron a cargo de la empresa constructora Sánchez Carvajal.

Según el gobierno y los miembros de la Asociación Procarretera a San Carlos, existen las soluciones para cada uno de los puntos pendientes.

A la CGR

El MOPT y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) entregarán en próximos días a la Contraloría General de la República (CGR) toda la documentación con los pasos a seguir en aspectos de obras pendientes y el financiamiento disponible.

Desde hace 2 años el ente contralor fue claro en que no aprobarán más recursos para el proyecto hasta que existan los insumos técnico-financieros que garanticen una adecuada conclusión.

El presidente Alvarado reconoció que la punta sur (Sifón de San Ramón-San Miguel de Naranjo) no estará concluida al final de su administración. Sin embargo, se comprometió a finalizar el trayecto central y acelerar todo lo que quede pendiente.

“No es solo paciencia, sino otra cosa que los mismos vecinos han estado proponiendo: trabajar todo en conjunto”, apuntó el ministro a.i.

Un cronograma presentado en setiembre del año pasado estableció que la obra global estaría finalizada en 2025.

El proyecto de la nueva carretera hacia San Carlos está compuesto por 3 secciones totalmente independientes y autónomas. En total son 44.6 kilómetros contemplados en: punta Norte (Florencia-Ciudad Quesada, ya terminada), tramo central (Ciudad Quesada-Sifón de San Ramón) y punta Sur (Sifón-San Miguel de Naranjo), la cual aún está en etapa de diseño.