Una “única” amenaza acecha plan para instalar cámaras en carretera Noticias | Sucesos | 99kph

  • Cosevi confía en cumplimiento de cronograma para 2020: se prevé ejecutar 40% del proyecto
  • Institución admite poca certeza ante eventual llegada de equipos hechos en el exterior

(99KPH). Los planes del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) para instalar un sistema integrado de video-vigilancia en carretera siguen intactos más allá de la crisis mundial generada por el coronavirus COVID-19.

Lo único que amenazaría los cronogramas trazados para la ejecución del proyecto tiene que ver con la producción y posterior llegada al país de los equipos que conformarán la red de monitoreo a distancia.

La intención es ejecutar un 40% del plan durante 2020. Aún y en medio de la emergencia sanitaria ese es el objetivo.

Hay que ser claros: esto no significa que se instalarán –y operarán- 40 dispositivos de video-vigilancia en este año, sino que se avanzará en ese porcentaje con el cronograma de trabajo ya trazado. El plan es que el sistema inicie operaciones en 2021.

“La idea es que cumplamos (con el cronograma). Sin embargo, recordemos que la mayoría de los equipos se traen del exterior. También dependemos de la manufactura de esos equipos en el exterior y el trasiego de esos equipos. En realidad esa es la única preocupación y esa respuesta (de si habrá afectación por la pandemia) sería hasta que ya estemos en la fase de ejecución”, explicó Edwin Herrera, director del Cosevi, en entrevista con 99KPH, este lunes 27 de abril.

A inicios de marzo la Contraloría General de la República (CGR) dio luz verde a la contratación por $54 millones adjudicada a la empresa Consorcio Gestión Tecnológica ITS, con presencia del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de Radiográfica Costarricense S.A.

El plan se denomina Sistema Integrado para el Control de Movilidad (Sicom) y permitirá, además de aplicar la foto-multa, acciones remotas para el control vial más allá del simple monitoreo a través de una cámara: control de carril exclusivo para buses, video-vigilancia con un centro de analítica, sistemas de control de velocidad, irrespeto a semáforos en rojo, control e irrespeto a la restricción vehicular, control de piques, generación de foto-multas y control de virajes no permitidos, entre otros.

Se contempla la instalación de 100 equipos en distintos puntos de la Gran Área Metropolitana (GAM), principalmente en la ruta de Circunvalación y en las zonas más transitadas de la capital. Dichos dispositivos serán monitoreados desde un centro que se construirá en Cosevi –en La Uruca- y que compartirá la información con otros cuerpos policiales e instituciones.

“Tenemos que ver el impacto comercial a nivel mundial (por el COVID-19) para que se dé (una eventual afectación). Dentro del cronograma consideramos que se puede lograr y hemos conversado, en parte, con los adjudicatarios, pero es algo que solamente el tiempo lo dirá. No podemos dar una respuesta certera”, expuso Herrera.

A finales de febrero el funcionario indicó que existía una tabla de pagos en la contratación que establece que un 10% del cronograma para 2020 corresponderá a ciertas labores que tiene que hacer el adjudicatario. Y, un 30% será dedicado a la entrega de los equipos. Por ejemplo, para finales de este año se tenía previsto iniciar un período de prueba en el uso.

Proceso de registro

Para que un conductor se percate de que fue multado a través del Sicom tendrá 2 opciones: registrar sus datos -placa de vehículo y cédula- a través del sitio web del Cosevi o esperar a que esté listo el monto anual del marchamo para conocer si incluye rubros por infracciones a la Ley de Tránsito.

El primer camino es el que más le suena a la institución que impulsa el regreso de la vigilancia en carretera a través de cámaras. Sin embargo, eso dependerá exclusivamente del interés de los choferes por estar informados ante las eventuales sanciones que sufran.

Con el registro a través del sitio web institucional, cada vez que haya una multa el propietario registral del vehículo sancionado recibirá de inmediato un correo electrónico –a la dirección que aporte en el registro- con la notificación. 

¿Qué pasa con aquellos que no se registran y que correrán el riesgo de llevarse la sorpresa de las multas al verificar el monto del marchamo? Si no se acuerdan dónde fueron multados, el sistema guardará 2 fotografías y un video de 30 segundos del momento exacto de la infracción.

En casos empresariales, si una compañía tiene varios vehículos a su nombre, el propietario registral tendrá la posibilidad de recibir las notificaciones de sanciones de forma inmediata a través de su correo electrónico. Así podrá conocer cuál de sus empleados incurrió en una infracción.

El proyecto se mantendrá en pie y la inversión estimada no está en duda. Según el director ejecutivo de Cosevi, “el objetivo primordial es salvar vidas para prevenir accidentes de tránsito”. 

*El video que acompaña a esta nota corresponde a una entrevista efectuada en febrero de 2020.