(VIDEO) Regreso de cámaras en carretera enfrenta primeros obstáculos Noticias | Sucesos | 99kph

(99KPH). Tres de 5 consorcios participantes en el proceso de licitación del sistema que regresará el monitoreo vial a través de cámaras apelaron la adjudicación hecha por el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) a favor del Consorcio Gestión Tecnológica ITS conformado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y Radiográfica Costarricense S.A. (Racsa), junto con Sensys Gatso USA INC y Lanprosa S.A.

Las otras 4 entidades que resultaron desfavorecidas fueron China National Electronics, Control Electrónico S.A., Consorcio Movilidad Segura y Eficiente y el Consorcio ITS Costa Rica.

Edwin Herrera Arias, director ejecutivo del Cosevi, explicó que este 25 de febrero vencía el plazo para la presentación de apelaciones, luego de la adjudicación hecha el pasado mes de enero por la junta directiva de la entidad.

El funcionario confirmó que se presentaron apelaciones, pero explicó –este 26 de febrero- que aún no tenía el dato de cuáles consorcios hicieron las gestiones.

El proyecto se adjudicaría por un monto de $55 millones para ser ejecutado en su totalidad durante los próximos 4 años.

“Hasta ayer había plazo para apelar (25 de febrero). Desde lo que conocimos a ayer, aparentemente entraron 3 apelaciones. Cuatro oferentes quedaron fuera. De los 4 (que no fueron seleccionados), aparentemente 3 apelaron. Eso es lo que me informan”, explicó Herrera, en entrevista con 99KPH.

Para que la adjudicación quede en firme debe existir un aval por parte de la Contraloría General de la República (CGR). Sin embargo, con las apelaciones de por medio, el trámite para su resolución podría tardar 3 meses más.

“Con esos 3 meses, ejecutaríamos el 40% del proyecto. Hay una tabla de pagos que establece que un 10% por ciertas labores que tiene que hacer el adjudicatario y un 30% para la entrega de los equipos. Es factible que estas 2 líneas de pago se ejecuten“, detalló Herrera.

¿Por qué ICE y Racsa?

Una de las grandes inquietudes versó sobre la adjudicación otorgada a un consorcio conformado por los 2 entes estatales que, en ocasiones previas se vieron involucrados en el desarrollo de tecnologías similares.

Al ser cuestionado sobre si esto se trataba de un ‘salvavidas’ para ambas instituciones, el director ejecutivo de Cosevi enfatizó en que no. Herrera justificó la contratación bajo el supuesto de que solo el consorcio seleccionado aportó con todos los insumos solictados.

La evaluación se segregaba en 2 partes. La primera parte es lo que si lo que me están ofreciendo realmente sea integral y cumpla con lo que estamos solicitando. Y, como fase 2, se va a evaluar el precio. Son 2 momentos diferentes de la evaluación de la contratación. En esta fase 1 de la evaluación, 4 oferentes no pasan. Hay 2 que del todo ni siquiera ofrecen foto-multa, que es una parte integral del proyecto.

Cuando hacemos ese primer análisis técnico se encuentran incumplimientos de 4 oferentes. La parte de precio no se llega a evaluar. Lo que estamos evaluando en el precio es que el contenido presupuestario fuera igual o acorde a lo que teníamos presupuestado, y que la Administración le pudiera hacer frente a este proyecto”, detalló Herrera.

¿Cuál es el plan?

El Cosevi pretende crear el llamado Centro de Movilidad Segura e Inteligente, un sistema integrado que iniciará con 40 cámaras, pero en su totalidad contará con 100 dispositivos en distintos puntos de la Gran Área Metropolitana (GAM).

El proyecto construirá un mecanismo virtual que no se limita únicamente a la videovigilancia. También permitiría seguir a los que parqueen mal, irrespeten señales de alto, invadan carriles exclusivos o manejen de forma temeraria.

Entre los puntos de instalación destaca la vía de Circunvalación (una de las principales arterias viales del Valle Central) y las zonas donde funcionan carriles exclusivos para autobuses (como San Pedro, Guadalupe o Pavas).

El centro integrado captará números de placas o características más detalladas de los vehículos infractores en tiempo real para transmitir esos datos a otras dependencias (como la Policía de Tránsito) y ejecutar intervenciones en el sitio de maneras más ágiles.

El sistema facilitará la vigilancia a través de dispositivos móviles, como tabletas o celulares inteligentes.

La sede del centro estará en el Cosevi con extensiones en las demás dependencias, tales como la Policía de Tránsito o el Consejo de Transporte Público (CTP). Es algo distinto a lo que se ha conocido, en el imaginario colectivo, como una sala repleta de pantallas que transmitan imágenes en tiempo real.

El sistema está pensado para que genere alarmas cada vez que exista un problema potencial o infracciones. De esta forma, habrá capacidad para comunicarse con el 9-1-1 o la Cruz Roja.

Esto es lo que se procura instalar:

  • Monitoreo por medio de cámaras de seguridad con radares de control.
  • Cámaras de supervisión con software analítico.
  • Pantallas de información.
  • Radares de información.
  • Medios de comunicación,
  • Operación, calibración de los sistemas, mantenimiento, construcción del Edificio del Centro de Gestión y Monitoreo de la Información (La Uruca).
  • Telefonía IP.
  • Solución e implementación del reacondicionamiento del Centro de Control de la DGIT, entre otros.